Querer es poder: mis primeras piezas y cómo (gracias a Dios), una ha ido evolucionando...

18 febrero 2014

Hace poco una persona me escribía preguntándome sobre "cómo realizar bonitos complementos a mano". El caso es que me contaba que hacía mucho tiempo que visitaba blogs de diseño (vamos, lo que entendemos por artesanía, palabra que no me gusta nada aplicar porque me recuerda a embutidos y quesos y no tanto a complementos y bolsos...) que le enganchaban muchísimo y que empezaba a hacer cosillas pero que se desesperaba porque no llegaba nunca a alcanzar el nivel de acabado y diseño esperado por ella misma. Me pedía consejo sobre cómo mejorar e ir "más allá".

"Madre mía", pensé, "y me pide consejo a mi, la que empezó con broches de fieltro y collares de bolas de los que, sinó fuese porque existen pruebas gráficas, negaría su existencia muerta de vergüenza....". Pues no, señoras y señores, no hay que avergonzarse porque gracias a esas piezas he evolucionado hasta donde estoy, y a mucha honra. No negaré que ahora veo las fotos y me parecen la cosa más horrenda del mundo, pero en su momento me llenaban de orgullo y me empujaban a seguir creando.


*Mi primer collar, el culpable del inicio de todo... A éste todavía le encuentro alguna gracia... Ahí está, colgado de por vida del espejo del vestidor de casa...



*Y mi primer broche... ¿No dicen que todas las personas somos asimétricas físicamente hablando? Pues toma asimetría (y fieltro malucho de los que hacen bolillas de sólo mirarlo).


*Y ya no hablemos de los llaveros, con sus costuritas, sus lacitos, sus aretes para las llaves...




Así que, "paciencia amiga mía", le dije. "Paciencia, mucha curiosidad y ganas de aprender... y muchas horas perdidas por google buscando tutoriales". Porque así es como aprendí yo todo lo que sé ahora (que no es mucho). Así es como llegué a coser mi primer bolso de boquilla, cómo poco a poco fui puliéndome a nivel de acabados y cómo al final acabé sacando patrones de nuevos modelos (cosa impensable para mi hace unos años).

*Mi primer prototipo de bolso. Para mi no existían las máquinas de coser... Tres días tardé en acabar la dichosa pieza!! Ojo al broche con mensaje personalizado escrito a mano... Oye, que fue un primer avance con respecto a los llaveritos y broches afieltrados que os enseñaba antes...



Y como muestra a todo lo dicho y redicho, y por fin, tras varios tutoriales después, llegó mi primer bolso de boquilla por allá el 2009, fruto de muchas pruebas, ensayos-error y mucha, mucha paciencia... Es la pieza a la que más cariño tengo, ésta sí que fue el inicio de todo...



De modo que, como dice el título del post, "querer es poder". No perder las ganas, no infravalorar el trabajo de una misma y sobre todo, no dejar de confiar en tus propias posibilidades. Porque si se te da bien crear un simple broche de fieltro o un sencillo collar de bolas, con seguridad que puedes llegar a mucho más. He dicho.


colección 2013-2014

Y colorín colorado, esta historia todavía no se ha acabado...


3 comentarios

  1. Muy buen post, me encantan tus creaciones.

    ResponderEliminar
  2. Me ha encantado el post porque ya sabes que te sigo desde el principio, y cuando empecé con los conplementos para mí eras todo un referente Besos!!

    muacarmen.blogspot.com
    www.muacarmen.com

    ResponderEliminar
  3. Carmen!! Es verdad, tú siempre estás ahí, desde mis inicios!! (Te acuerdas de la feria de Sitges?? ;_))) Un beso grande!!

    ResponderEliminar

¿Qué te parece?

tremendamiranda blog © - DISEÑO BY HERPARK